Plaza Fariñas

La Plaza de Fariñas, recientemente restaurada debe su nombre a Juan Bautista Fariñas Martín. Farmacéutico de profesión, que ocupó por primera vez la Alcaldía de La Línea en 1902. Al año siguiente, fue sustituido por Luis Ramírez Galuzo pero en 1906 tomo el cetro de nuevo.

Juan Bautista Fariñas Martín, reparó en lo que entonces era un solar abandonado, convertido en vertedero, conocido como la huerta del Obispo, e hizo que se arreglara plantando algunas palmeras, sembrando arriates con flores y poniendo algunos bancos de madera, convirtiendo ese solar en lo que aún hoy sigue siendo, la plaza más emblemática y coqueta de la ciudad: la Plaza de Fariñas, aunque no sin antes vencer algunos problemas con los herederos del obispo.

Su ubicación céntrica, sus fuentes y jardines y su decoración tradicional, es el lugar perfecto para adultos y niños ya que ofrece la oportunidad para descansar y disfrutar de una conversación entre amigos mientras se saborea un buen café en los locales de las proximidades, a la vez que los más pequeños disfrutan de sus actividades lúdicas.

Texto y Fotos: Mancomunidad de municipios Campo de Gibraltar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies